¿Te encanta el estilo de decoración colonial? ¿Te gusta mezclar este estilo clásico con un toque moderno o prefieres lo rústico y artesanal?

En Albir Colonial somos especialistas en muebles y artículos de decoración de este maravilloso estilo. En esta entrada de nuestro blog te damos todas las claves para decorar tu hogar y jardín con muebles y complementos que transmiten paz y armonía con la naturaleza.

Hay estilos decorativos que nunca pasan de moda, y el estilo colonial es uno de ellos. Debido a su atemporalidad, a la calidez que aporta, y a que permite fácilmente mezclarse con otros estilos, el estilo colonial es sin duda alguna uno de los más apreciados y solicitados en nuestro país.

Este tipo de mobiliario se inspira en los muebles que se usaban en las antiguas colonias del siglo XIX de países europeos como Inglaterra, francia y Alemania. Por eso este tipo de muebles suele evocar paraísos tropicales y asiáticos, y suelen estar realizados con maderas macizas y exóticas como el roble, la teca, el bambú y la caoba. El estilo colonial se ve influenciado por diferentes culturas de todas partes del mundo, desde África o Asia, pasando por India hasta Sudamérica. Posiblemente este toque de mezcla entre culturas es lo que hace tan atractivo al estilo colonial.

Aunque tradicionalmente los muebles coloniales suelen encontrarse en tonos de madera oscura, hoy en día es habitual combinar el estilo colonial en colores claros, incluso en blanco roto.

Para el mobiliario y la decoración de exterior como el jardín, la terraza o el balcón, suelen primar los accesorios hechos de mimbre, bronce, latón y plata.  

Otro aspecto a tener en cuenta del estilo colonial son los textiles; tanto cortinas como tapizados, alfombras o cojines suelen ser de materiales naturales, frescos y ligeros como el algodón, el lino, la rafia, la piel o el ratán.  

El estilo colonial combina a la perfección con materiales como el bambú, la piedra, el acero, la forja o el vidrio templado.

En cuanto a los colores, en el estilo colonial predominan los tonos neutros como el ocre, el blanco, el beige, los tonos tierra… aunque también tienen cabida colores más vivos como el rojo o el verde. Éstos últimos son perfectos para aportar un toque diferente, más moderno, contemporáneo y alegre.

Si te encanta la naturaleza y buscas transmitir calidez a través de una decoración sencilla, con personalidad y cuidando al máximo el detalle sin caer en el estilo recargado, una apuesta segura para la decoración de tu hogar es el estilo colonial.

Sin duda alguna, los muebles y la decoración colonial sin una apuesta segura respecto a la calidad, durabilidad, elegancia, estilo y personalidad.